jueves, 24 de febrero de 2011

JUJUY: PARITARIA DOCENTE. Declaración de la Agrupación Docentes de BASE en la Corriente Nacional 9 de Abril.

Las últimas novedades

El reciente acuerdo entre CTERA y el Ministerio de Educación Nacional cierra un salario mínimo de $2.250 para los docentes de todos los niveles del país. Esta medida representaría un aumento del salario del 27% recién a partir del salario de julio (cuando se incorporan al salario $90 del Incentivo Docente). Todos quieren que se cumplan a raja tabla los 190 días de clase y comenzar el 1 de Marzo.

En la provincia las directivas de ADEP se reunieron con funcionarios del gobierno y confirmaron que se aplicaría el acuerdo nacional (anuncian una negociación, sin fecha, por el blanqueo de los $295 de Incentivo Docente al básico) y de esa manera levantaron el paro de 48hs que anunciaban para el jueves y viernes de esta semana. Ahora convocan a asambleas zonales el viernes y un congreso provincial el sábado 26. En el caso de CEDEMS, la directiva, también se reunió con funcionarios del gobierno y a la espera del acuerdo nacional, llaman a una asamblea el mismo día.

Un cuento repetido: arreglan por arriba un salario de pobreza


Hasta ahora se repite la misma escena de los años anteriores. Funcionarios y directivas sindicales que se apuran en febrero para negociar entre ellos un techo a nuestro salario y asegurar así el inicio de clases. El acuerdo del 27% deja a nuestro salario una vez más por debajo de la inflación. Si el año pasado nos impusieron un 22% de aumento, cuando la inflación sólo en los alimentos llegó al 40%, este año no sólo no recuperamos lo perdido, sino que volvemos a perder, ya que la inflación esperada ronda el 40% para 2011. ¿En qué supermercado compran las directivas gremiales?

En Jujuy, nuevamente las directivas y los funcionarios negocian en los despachos, y esperan a lo que “dice” CTERA. Una vez pactado el techo salarial, las directivas ajustan con el gobierno provincial el blanqueo de sumas en negro. Ahora anuncian que se blanquearían $295. Esta negociación deja intacto el 50% del salario en negro y en gris que desde hace años recibimos.

Este esquema de esperar a CTERA y negociar por arriba con el gobierno, lo maquillan con congresos y asambleas, poco difundidas y con mecanismos que dejan afuera a la mayoría de los docentes. Llegado el caso de que las bases presionen recurren a discursos incendiarios, “vamos a ir hasta las últimas consecuencias”… para terminar arreglando con la patronal. El resultado de las negociaciones son salarios de pobreza, pagos en negro, parches y promesas de mejoras en la infraestructura de las escuelas. Mientras el sistema educativo que se derrumba día a día, el gobierno garantiza ganancias millonarias a empresarios como los del azúcar, el tabaco y las mineras que superexplotan a los trabajadores, niños y destruyen el medio ambiente. A la vez, que ordena la represión violenta de las familias sin techo en el barrio “El Chingo”. 

Cambiemos la historia: Asambleas para exigir y conquistar un 40% de aumento salarial y $4.000 de salario de bolsillo por cargo 

La lucha que dimos el año pasado puso en aprietos al gobierno y a las directivas gremiales. Demostramos nuestra fuerza, cuando nos ponemos firmes, exigiendo un aumento acorde a la inflación y todo lo que nos corresponde. Las directivas de ADEP y CEDEMS desde el comienzo hicieron lo imposible para levantar el paro y aceptar la oferta del gobierno. Finalmente lograron imponerse y terminaron arreglando con la patronal la entrega de nuestros derechos, cuando firmaron la pérdida de feriados, vacaciones y en CEDEMS el descuento de 5 días.

Es contra el golpe que nos dieron, contra los congresos y asambleas arreglados a su medida, que tenemos que organizarnos y sumar a más docentes en cada escuela hasta imponer asambleas generales donde discutamos el NO Inicio y las medidas necesarias para recuperar el salario, que significa un aumento del 40% y un salario básico de $4000 de bolsillo por cargo, junto con el blanqueo de todas las sumas en negro.

Además de pelear por un verdadero plan de infraestructura para todos los colegios y escuelas que se caen, presupuesto para los comedores, mejoras en los servicios de transporte, etc. Ellos extorsionan diciendo que no hay recursos, nosotros tenemos que exigir la triplicación del presupuesto educativo, obteniendo los recursos del no pago de la deuda externa, del quite de subsidios a la educación privada y la aplicación de impuestos progresivos a las empresas y monopolios asentados en la provincia.  No podemos dejar estos asuntos en sus manos o en discurso de campaña electoral. 



En esta paritaria necesitamos elegir verdaderos representantes, delegados paritarios desde cada escuela con mandatos votados en las asambleas, y que sean las asambleas las que decidan si aceptan o rechazan las cifras que da el gobierno. Ante la inflación, debemos exigir la actualización mes a mes de acuerdo al valor de la canasta familiar (confeccionando nuestros propios índices de precios).
Recuperemos nuestras fuerzas y peleemos por lo que nos corresponde. Veamos como ante la nueva crisis internacional millones de jóvenes y trabajadores salen en Europa a luchar por la defensa de sus derechos. Y en el mundo árabe, han demostrado el poder de los obreros y sectores populares para decir basta y comenzar cambios de fondo. Colega somos las bases docentes las que podemos y tenemos que cambiar la historia para que la precariedad salarial y educativa no sea más así.

“Si los docentes ganamos nuestras luchas, ganaremos todos los trabajadores”


sábado, 12 de febrero de 2011

EL GOBIERNO Y LOS SINDICATOS NEGOCIAN A NUESTRAS ESPALDAS


Contra el techo salarial que quieren imponernos Cristina y Scioli en las paritarias de este año: Exijamos a los dirigentes de CTERA y SUTEBA un plan de lucha por un aumento del 40%

por CORRIENTE NACIONAL 9 DE ABRIL-Lista Marrón SUTEBA-CTERA

Una vez más, como todos los años, sin previa discusión con los trabajadores, los dirigentes de la CTERA empezaron a discutir con el gobierno el salario nacional. La misma Central que viene cerrando los acuerdos salariales más bajos en los últimos años y estando ausente en las luchas de la docencia de todo el país, la que se niega a unificar los reclamos en una lucha nacional, nuevamente será la encargada de decidir cuánto debemos ganar los docentes de todo el país.

“Les pido moderación…”
Cómo era de prever la primera reunión, realizada el viernes 4/2,  terminó “en buenos términos”, según los sindicatos. “Llegaremos a un acuerdo, es impensable que así no ocurra”, afirmó el Ministro Sileoni. Y así se encararán las siguientes reuniones en la semana entrante, dispuestos a “ser moderados” según el pedido presidencial. Es que el gobierno de CFK quiere mantener “el modelo de crecimiento a tasas chinas” que no es otra cosa que superganancias empresarias a costa del salario obrero y de relegar a millones de trabajadores a condiciones de explotación miserable, tercerización y trabajo en negro. La paritaria docente, una de las primeras de todo el movimiento obrero, se convertirá nuevamente en “testigo” queriendo imponer un techo por el piso al resto de los trabajadores. Esto ya lo hicieron el año pasado, pero se encontraron con la resistencia de sectores de trabajadores, como los de la alimentación, con la Comisión Interna de Kraft a la cabeza que rompió le techo salarial e impuso el 35%, a los que la prensa denominó sindicalismo de base, que en base a asambleas y luchas (método ajeno al de la burocracia sindical tanto de la CTA como de la CGT) consiguieron romper el techo que Maldonado/Yasky (CTA)  y Moyano (CGT) habían transado con el gobierno K.

Un solo grito debe surgir desde las escuelas: 40% de aumento salarial y $4.000 de salario de bolsillo por cargo
Según la información que dan a la prensa (ya que no hay asambleas ni siquiera informativas en los sindicatos provinciales), la CTERA pide que el salario mínimo pase de $1.950 a $2.500, sin aclarar que casi el 50 % del que hoy recibimos es en sumas en negro (o “grises”) ya que el básico (por poner un ejemplo en provincia de Buenos Aires) apenas alcanza los $1.000. Pero eso no es todo, ya que ante la posible oferta del gobierno de dar de manera escalonada el aumento, Maldonado declaró ante los medios que “según como sean los escalones, podríamos aceptar”. CTERA estaría dispuesta a aceptar, sin siquiera discutirlo con ningún docente, todo sea por no hacer enojar a la presidenta.
Esto ya lo vivimos el año pasado cuando Maldonado, a espaldas de la docencia de todo el país, y con varias provincias luchando, transó un aumento escalonado, llegando al colmo de recibir, casi a fin de año, sumas miserables de $ 50 que la inflación ya se había comido antes de que figurase en el recibo de sueldo. ¡Qué la Celeste consideraba el aumento máximo que se podía conseguir!

Asambleas para exigir e imponer 40% de aumento salarial y $4.000 de salario de bolsillo por cargo
No es casual que la CTERA se apure en cerrar el acuerdo con el gobierno nacional, ya que de “lo que logren” dependerán las discusiones de las paritarias provinciales, tal como dice Baradel, Secretario General del SUTEBA, que el martes 8 empezará con las reuniones donde el pedido es solo “que se garantice el poder adquisitivo del salario docente” sin hablar de cifras, ni de aumento al básico, ni de devolución de los descuentos.
Está más que claro que no serán estos dirigentes, que sólo quieren garantizarle al gobierno los 190 días de clases, los que pueden ponerse al frente de la lucha por un salario básico que cubra la canasta familiar, que peleen por la triplicación del presupuesto educativo en base al no pago de la deuda externa y al quite de subsidios a la educación privada.
Por esto desde la Lista MARRÓN/ Corriente Nacional 9 de Abril, llamamos a impulsar asambleas por escuela y distritales que impongan un plan de lucha por estas reivindicaciones, comenzando por el No Inicio. Pero una pelea fundamental sigue siendo que los que se sienten a negociar sean verdaderos representantes de los docentes, por eso es necesario que los delegados paritarios y su mandato sean votados en asambleas, y sean las propias asambleas las que decidan si aceptar o no las cifras que da el gobierno. Y para defendernos de la inflación que golpea nuestros bolsillos debemos imponer que los salarios se actualicen con el verdadero costo de la canasta familiar (no con los truchos números del INDEC).